El padre de Britney Spears , Jamie Spears, criticó el movimiento #FreeBritney, que pide la liberación de la cantante de la tutela de su progenitor. Durante una entrevista con Page Six, Jamie afirmó que todas las personas que están detrás de esa campaña en redes sociales realmente no conocen nada.

“Todos estos teóricos de la conspiración no saben nada. El mundo no tiene ni idea. Depende de la corte de California decidir qué es lo mejor para mi hija”, expresó. “No es asunto de nadie más”, puntualizó.

Hace unos días, el sitio TMZ informó que la audiencia en la que se definiría el estado legal de la intérprete de Me against the music, se reprogramó para el próximo 22 de agosto después de que los fans de la intérprete hackearan la cita en Zoom.

Mientras tanto, más de 104 mil personas han solicitado a la Casa Blanca que investigue la tutela, mientras que 245 mil fanáticos se inscribieron en Change.org para otorgarle a Britney el derecho de tener su propio abogado.

Sin embargo, Jamie afirmó que algunos de los líderes de #FreeBritney están haciendo más que protestar pacíficamente. “Las personas están siendo acosadas y atacadas con amenazas de muerte”, aseguró al portal de noticias. “Es horrible. No queremos ese tipo de fanáticos”.

Sobre los rumores de que está sacando provecho de la fortuna de la estrella estadounidense y ha estado gastando alrededor de 59 millones de dólares en sí mismo, Jamie condenó la idea. “Tengo que reportar cada centavo y cada centavo gastado a la corte cada año”, declaró. “¿Cómo diablos robaría algo?”, agregó.

Hace unos días, el hermano de Britney, Bryan Spears, también habló sobre la tutela de su famosa hermana, sugiriendo que la cantante podría estar buscando cambiar el estado. “Ella siempre quiso salir de eso. Es muy frustrante tenerlo”, dijo en el podcast, As Not Seen on TV, conducido por el presentador Drew Plotkin. “Ya sea que alguien venga en paz para ayudar o que vengan con una actitud, tener a alguien que constantemente te diga que hagas algo debe ser frustrante. Ella ha querido salir de eso por bastante tiempo”.

View this post on Instagram

it’s been a while folks 🌹🌹🌹!!!!

A post shared by Britney Spears (@britneyspears) on

Bryan también mencionó a su padre que dejó su cargo de tutor en septiembre de 2019 debido a problemas de salud en curso. “En general, ha hecho lo mejor que pudo debido a la situación en la que lo puso y tenemos que trabajar juntos como una familia para que siga funcionando”, explicó Bryan.

En 2007, Britney Spears ingresó a rehabilitación tras sufrir varios episodios de crisis nerviosas, uno de ellos fue cuando se rapó la cabeza, se enfrentó a la prensa con un paraguas y realizó algunas compras desnuda. Razones por las que su papá solicitó hacerse cargo de su tutela por espacio de un año hasta recuperarse, no obstante, han pasado más de 12 años y su situación sigue igual.

Hasta ahora, la cantante no ha podido hacer ni decidir absolutamente nada sin la autorización de su tutor, La cantante de 38 años no tiene libertad para conducir, ni para salir de compras, no puede dar entrevistas o publicar contenido en sus redes sociales, pues todo debe ser verificado por su padre o su mánager, Jodi Montgomery, a quien Jamie Spears le cedió la responsabilidad por problemas de salud.

A lo largo de los años, la intérprete ha creado una base enorme de fans que desde 2019 generaron el movimiento de liberación de la artista llamado #FreeBritney y que se ha extendido por todo el mundo. Famosas como Miley Cyrus, Paris Hilton y Cher, también se han sumado a la causa, pidiendo de forma pública que la cantante sea “liberada”.