Apenas estaba tocando el piso de L.A cuando Shawn ya estaba siendo cuestionado acerca de su relación sentimental con la cubana, Camila Cabello.

Con su guitarra en la mano, Mendes llegó al aeropuerto de Los Ángeles. Estaba esperando la llegada de su equipaje, listo para tomarlo y ver a su novia, Camila. Pues su plan era ir por un café y divertirse entre máscaras de látex en una tienda de disfraces.

Mientras se encontraba con su novia, le preguntaron al canadiense si su relación era falsa, pues se creía que todo fue un truco publicitario para popularizar su colaboración musical “Señorita”. Amor que se confirmó después de que se hiciera famosa a nivel mundial.

Definitivamente no somos un truco publicitario

Confirmó Shawn Mendes.

Nos da gusto saber que ambos están disfrutando de su romance, sin importar lo que los demás digan. Cuando el amor es real, es capaz de vencer cualquier obstáculo.

Fuente: Nacion Rex