La revista Forbes coronó a la cantante Katy Perry como la mejor pagada de la música en 2018, dejando atrás a sus colegas Beyoncé y Taylor Swift.

La estrella de 34 años lidera la lista con 83 millones de dólares (72 millones de euros), ganancias que obtuvo gracias a 80 conciertos entre junio 2017 y 2018, además de su participación en American Idol, por el cual recibió 20 millones de billetes verdes.

En este año, el segundo lugar lo ocupó Taylor Swift, con 80 millones de dólares y el tercero Beyoncé, quien se embolsó 60 millones de dólares.

La lista de artistas femeninas más adineradas la continúan P!nk y Lady Gaga, con unos 52 y 50 millones de dólares, respectivamente.

El resto de las magnates musicales son Jennifer Lopez, con 47 mdd, Rihanna, con 37; Helene Fischer, con 32; Celine Dion, con 31 y Britney Spears, con 30. ¿Está tu favorita?