El cantante Bad Bunny compartió una incómoda anécdota que sufrió cuando se encontraba en medio de su gira por España. El conocido ‘rey del trap’ hizo una denuncia pública por la mala atención que recibió en un establecimiento.

A través de Instagram contó que como parte de su rutina de belleza, el cantante quería ir a un salón o peluquería para que puedan pintarle las uñas, sello característico de su imagen.

me hace falta un retoque rush 🙂 pero estamos bien

A post shared by BAD | BUNNY (@badbunnypr) on

Él llegó a un establecimiento de belleza que se encontraba en Asturias, y recibió una negativa por parte de los responsables del local, quienes se negaron a hacerle el trabajo en las manos, dando como excusa que era “un hombre”.

Este discurso indignó al intérprete de ‘Te boté’ y no dudó en compartir su experiencia con sus seguidores. Este fue el mensaje que publicó en la plataforma.

“Nada, sólo les quería contar que ando muy contento por España disfrutando mi gira y que fui a este apestoso lugar para hacerme las uñas (manicura o pintarlas). Me dijeron que no porque soy hombre, jajajaja. Real, no sé que pensar, pero me parece muy lamentable, jaja. ¿En qué año estamos? ¿En el p*** 1960? ¿Cómo se le llama a eso? Díganme ustedes”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bad Bunny recibió el apoyo de sus seguidores, hombres y mujeres. La mayoría de ellos no podían creer lo que había ocurrido, sobre todo porque “no es algo descabellado que quiera arreglarse antes de su show”. Otros le destacaron que es un “gran ejemplo” para los metro sexuales.