Una de las salidas del clóset más relevantes de la cultura pop ha sido, sin dudas, la de Ricky Martin.

A través de un comunicado en 2010, el aseguró: “Me siento orgulloso de decir que soy un hombre homosexual afortunado y que tengo la suerte de ser quien soy”

Recientemente, Ricky recordó en una entrevista con Vulture el tiempo en el que no había hecho su confesión e incluso salía con mujeres: “En los años 90 estaba trabajando como loco. Tenía novias, tenía novios, perros, gatos. Pero mi carrera nunca saboteó mi vida íntima (…). Tenía a mi novia, que era una mujer con la que salí de una manera intermitente durante nueve años, y ella es como la Gala para Dalí. Dalí tenía a Gala, y yo tenía a esta mujer que era maravillosa”.

“Desafortunadamente, ya no hablamos, pero ella fue increíble, y ella era poderosa y sabía de mí. Ella sabía que yo era gay, pero estábamos juntos”, agregó Martin.
Por Los datos que dio nos llevan pensar que esa novia es Rebecca de Alba, con quien mantuvo una relación por bastante tiempo…

“Sí, ella sabía. Ella sabía y estábamos juntos. Era una de esas cosas, pero rompimos como en el 97-98, y después yo solo trabajé. Trabajé muy duro, salía con personas, pero nada tan serio y formal”.

Finalmente, hablo del apoyo que recibió en medio de ese proceso: “Las personas que amo, las personas que estaban muy cerca de mí (hace años) me dijeron: ‘Si sales (del clóset) este será el final de tu carrera. Las chicas no comprarán tus discos, no comprarán tus camisetas, no comprarán tus entradas para el concierto’, y eso me impidió salir por muchos años”.

En enero de este año, Rebecca fue consultada por los micrófonos del programa Primera Hora sobre el matrimonio de su ex: “El deseo es hacia él, no público. Pero simplemente te puedo decir que,cuando tú has amado a una persona con gran profundidad y ahora la quieres mucho, jamás vas a tener un sentimiento… el único sentimiento que te nace es que sea feliz y que realmente tenga una vida plena”